¿Por qué se cambia la luz de techo V16 por los triángulos?

Triángulos del coche

Cuando tenemos una avería o accidente en la carretera, debemos usar alguna forma para señalizarlo y avisar a los otros conductores de lo que ha ocurrido.

Hasta la fecha, utilizábamos los famosos triángulos.

El conductor estaba obligado a llevar un juego de 2 triángulos, por si acaso tuviese un accidente en vías de doble sentido.

  • En caso de tener algún problema en una vía única, colocaremos el triángulo detrás del vehículo, a una distancia de 50 metros, de tal forma que sea visible desde una distancia de 100 metros.
  • Si el incidente sucediese en una vía de doble sentido, se colocará un triángulo delante, y otro detrás.

Sin embargo, los triángulos no resultan muy eficiente en ciertos casos:

¿Por qué los triángulos no son tan seguros como debería ser?

Si estamos hablando de vías en donde la visibilidad es mala, o si las condiciones del medio son complicadas (por ejemplo, si llueve, es de noche o hay niebla densa), mientras paramos el coche, nos dirigimos al maletero a sacar los triángulos y nos desplazamos a una distancia de 50 metros para colocarlas (sumándole un segundo triángulo si es una calzada de doble sentido), puede pasarnos de todo.

En estas situaciones, más que protegernos, mientras pasa el tiempo que hemos necesitado para poner los triángulos podemos tener un accidente letal.

La DGT ha estudiado con detalle el incremento de las cifras de siniestralidad y ha concluido que en una de las situaciones en donde más se han incrementado es, precisamente, en la situación descrita.

En otras palabras: los triángulos no son tan seguros como deberían.

¿Cómo puede la luz de techo V16 homologada corregir la situación?

De entrada, la luz de techo V16 nos permite señalizar la avería o accidente desde el momento en el que se produce. Si te interesa conocer más sobre su funcionamiento, puedes seguir leyendo en este blog, en la sección correspondiente, pero básicamente tendremos que abrir la ventanilla y simplemente colocar la luz.

Esta empezará a emitir una luz parpadeante que alertará a los demás conductores de la situación.

Es decir que nos ahorramos tener que caminar por una carretera en nefastas condiciones y reducimos mucho el riesgo de accidente.

La ley obligaba a que los triángulos fuesen visibles a una distancia de 100 metros, después de haberse colocado a 50 metros desde el vehículo. Como ya te puedes imaginar, estos datos son muy subjetivos.

En el caso de la luz V16 de techo, la situación cambia. Y es que, para que estén homologadas, la ley establece que cada uno de estos dispositivos debería ser visible a una distancia de 1km. Al ser una distancia considerablemente más amplia, el conductor tendrá más tiempo para frenar, así como para tomar todas las precauciones pertinentes. Esta es la razón por la que se sustituyen los clásicos triángulos de toda la vida por la luz de techo V16. Fundamentalmente, porque mejoran nuestra seguridad a la hora de circular.